TENER UN PROPÓSITO EN LA VIDA

proposito1

¿Autoafirmarse para qué?

Ésta puede ser la pregunta que conmociona el punto anterior porque si la vida no tiene ningún sentido para nosotros tampoco tenemos motivos para afirmarnos ante los demás. No sirve de mucho subirse en la alto de una mesa y llamar la atención de todo el mundo si no se tiene nada que decir. Para montar todo ese número y permanecer callado hubiera sido mejor quedarse en casa.

Las personas que no tienen un propósito sólido en la vida, una noble ambición, un sueño por el que luchar, viven solamente la mitad de la vida y despliegan sólo la mitad de su fuerza y su potencial . No se puede hacer ningún viaje si no se tiene un sitio donde ir porque en cuanto uno se canse o surja la mínima dificultad se abandonará el viaje ya que no existe el estímulo de una meta, una hermosa ciudad lejana a la que llegar.

¿Para que mancharse con el polvo del camino si el camino no lleva a ninguna parte?

Cuanto más lejana esté la meta, la hermosa ciudad a donde vamos, más largo será el viaje pero entonces más que llegar lo importante es haberse puesto en marcha, lo importante es el viaje y cómo lo hacemos. Hemos emprendido el viaje y tenemos una meta que alcanzar. Desde luego que llegar es importante, no vamos a conformarnos con quedarnos a la mitad del camino. Nuestra aspiración debe ser llegar hasta el final ¿pero qué ocurre mientras llegamos?.

Los propósitos, las metas en la vida nunca se terminan, nunca se llega al final del viaje, ni siquiera la muerte es el final; entonces más que preocuparnos por cuándo o cómo llegaremos debemos pensar en cómo hacemos el viaje.

Así como la vida es un largo viaje a cuyo fin no se llega más que con la muerte, tras ponernos unas hermosas metas que alcanzar lo único que debe preocuparnos es cómo hacemos el viaje, cómo vivimos nuestra vida.

Ni la vida ni el viaje nos sirven de mucho si no la vivimos como queremos y lo que queremos es ser consecuentes con nosotros mismos. Aquí reside la auténtica felicidad, la verdadera autoestima, cuando uno se aprecia y se respeta tanto que está dispuesto a vivir de acuerdo a sus propios principios.

ENCUENTRA Y DA UN SIGNIFICADO A TU VIDA.

Si tu vida tiene un propósito los problemas son menores o se relativizan. Ayuda mucho tener un lema o una frase para recordar , para no olvidar tus metas en la vida y tus sueños más nobles y elevados.

Acerca de dagna

Trabaja como si no necesitarás dinero, ama como si nunca te hubieran herido y baila como si nadie te estuviera viendo...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*