Qué espera de ti?

 Para que tu hijo crezca feliz y seguro, es fundamental que respondas a sus necesidades.

necesidades

El bebé tiene muy claro lo que espera de su madre. Ninguna de sus expectativas es un capricho, aun no tiene capacidad para tenerlos, sino deseos que proceden del contacto con sus necesidades vitales. Y que espera? La verdad es que mucho. Pero muy exigente que puedan resultar la situación en las primeras semanas, no hay que olvidar: que cada madre esta capacitada para dar a su bebé todo lo que espera y más…

Acceso ilimitado al pecho, como se dice comúnmente: alimentación a demanda:

Al nacer eso era que todo sea más o menos como el útero, donde cuando quería comer, comía.

Eso quiere decir 24 horas de disponibilidad para alimentarlo cuando y cuanto necesite, porque su metabolismo, especialmente en lo que refiere la azúcar, es inmaduro y aun se esta regulando, y cuando le llega el hambre, es hambre de verdad. Es así solo al principio, con el tiempo su apetito se irá regulando y pedirá su alimento en periodo de tiempo más o menos previsibles. Pero al principio puede ser muy imprevisible.

Un cuerpo con el que fundirse: con acceso ilimitado, a los brazos.

Es un periodo de de exterogestación, o sea se le conoce así porque , es una especie de gestación fuera del útero : no esta dentro sino fuera, pero nos quiere casi igual de cerca, ya que el bebé se nutre del mundo sensorial de la madre..

Seguridad y protección: y eso se lo da el vínculo con la madre.

Sabemos que no le va a pasar nada, pero él no lo puede saber, solo experimentarlo en su cuerpo. Y esa experiencia modela su cerebro y sus emociones. Cerquita de mamá se siente mucho mejor: su presencia atenta y cariñosa es para él la principal garantía protección. Sentirse protegido es una necesidad vital que se cubre mediante una buena vinculación con otro ser humano: es como cuando uno se enamora y se siente seguro junto a quien sabe que haría lo que fuera por garantizar el bienestar propio.

Atención inmediata de sus necesidades: no puede esperar… Y no puede…

Aun no puede autorregularse, no siente un poco de hambre, sino un hambre de muerte, ni un poco de sueño, sino un sueño de espanto. Y cuando necesita nuestro abrazo tampoco puede ponerse en espera.. Lo quiere todo ya!!

Un intérprete fino, es decir, alguien con capacidad de interpretar sus señales.

O alguien que se fíe de su instinto, o que pruebe mil veces hasta acertar, pero alguien que no deje de intentar entenderlo y actúe en consecuencia. Al principio es normal que no sepamos que significa su llanto. Nos estamos conociendo y será más fácil si estamos en estrecho contacto físico.

Estímulos.. los justos..

por que el exceso le abruma. Necesita y espera de que alguien regule el caudal de estímulos a los que esta expuesto, que son muchos. Es verdad que cuenta con algunas herramientas para regular lo que entra por sus sentidos, por ejemplo: cuando el ambiente es excesivamente ruidos puede gritar fuerte, o incluso dormirse de golpe para así aislarse.

Pero no llega a todo nosotros tenemos mucho que hacer : hay cosas en las primeras semanas que pueden suponer un exceso para él y que los padres pueden regular: como el día que llega una visita enorme y va pasando de brazo en brazo, oliendo a toda esa gente desconocida y perfumada. O los ruidos de la obra de la calle de al lado, por la que pasamos casi diario. O montarnos en un ómnibus local, con la suficiente aglomeración . Estas situaciones pueden convertirse en una sobreestimulacion para el bebé.

Tampoco debemos pasar al otro extremo, no se le puede aislar del mundo. Los brazos son el lugar desde el que explorar con seguridad: el pequeño se anima a investigar porque sabe que, si hay algún peligro , mamá lo protegerá. En las primeras semanas, no obstante, el mundo exterior le interesara poco; los padres son la principal fuente de conocimiento.

Que te comuniques con él, porque entiende mucho más de lo que crees.

No se trata solo de entender sus señales y cubrir sus necesidades. él bebé, tiene desde él principio, una enorme necesidad de comunicarse . Busca la mirada de su mamá, le encanta escucharla con atención y en pocas semanas parece que contesta y establece un turno de palabras. él bebé no esta ciego ni sordo, como se pensaba hace muchos años.

 

Acerca de solansh

Hay lecciones que no pueden ser enseñadas... Se tienen que vivir para comprender...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*