«Eres único, somos únicos: somos una familia»

familia

Cuanto más importante se sienta cada uno de los miembros de la familia, más cohesionado estará el conjunto de la unidad familiar.

Lo escuchamos continuamente desde que nos quedamos embarazadas y nos lo recuerdan en cada visita al pediatra: no hay dos niños iguales. A pesar de ello, en el día a día acabamos tratando de la misma manera a cada uno de nuestros hijos, sin tener en cuenta sus rasgos ni sus necesidades individuales.
Como padres tenemos entre manos la tarea de conseguir que nuestros hijos aporten algo único a la familia y que así lo sientan, y que su carácter especial contribuya a enriquecer el equipo que formamos entre todos.
Dedicar unos minutos diarios a estar a solas con cada uno de ellos les dará confianza y les hará sentirse importantes dentro de la familia. La hora del baño, los momentos antes de acostarse o el trayecto de vuelta de la escuela a solas con papá y/o con mamá pueden ser momentos importantes para reforzar su autonomía y reafirmar así su aportación a la familia.

Porque uno solo llega antes, pero juntos se llega más lejos.

Acerca de solansh

Hay lecciones que no pueden ser enseñadas... Se tienen que vivir para comprender...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*